Patria Potestad

La patria potestad abarca la necesaria relación entre padre e hijos menores de edad no emancipados y que lleva aparejada el conjunto de deberes y derechos de los padres para con éstos. La patria potestad tiene por objeto el cuidado, desarrollo y educación integral de los mismos. Comprende la guarda, representación y la administración de sus bienes.

La patria potestad se ostenta de forma compartida entre los padres, incluso en los supuestos de ruptura de la convivencia y con independencia de a cuál de los progenitores le sea atribuida la guarda y custodia de los hijos menores. La patria potestad normalmente es compartida y exige que aquellas decisiones trascendentes para la vida de los hijos menores sean tomadas conjuntamente por ambos progenitores, debiendo, en caso de desacuerdo, acudir a la decisión de los órganos judiciales.

Sin embargo y excepcionalmente el Art. 92.3 y 4 del Código Civil establece que la sentencia podrá acordar la privación de la patria potestad cuando en el proceso se revele causa para ello, o bien que los padres acuerden en el convenio regulador o por decisión del propio Juez que en beneficio de los hijos la patria potestad sea ejercida total o parcialmente por uno de los cónyuges.

Se debe distinguir entre la privación de la patria potestad y el ejercicio de la misma, ya que tanto el Juez como los padres pueden acordar que ésta sea ejercida total o parcialmente por uno de los cónyuges, lo que significa que el otro, pese a ostentarla, sea vea privado de algunos aspectos de su ejercicio. Esta modulación en su ejercicio se suele dar en los casos en que existen desavenencias entre los progenitores sobre la educación del menor o en los casos de despreocupación por parte de uno de los padres.